miércoles, junio 27, 2007

Una ilusión (que no sea de un día)


"Yo siempre creí en Uribe" dice el nick de uno de mis mejores amigos, y mas de uno quizá también lo este pensado, y es que esta tarde-noche, el equipo de todos nos invito a soñar un poquito, a creer que el hecho de tener tanta gente jugando fuera y en grandes ligas (aunque Pizarro sigue en deuda) puede invitar a soñar bonito, y no soñar con una pesadilla, con la pesadillas de siempre: Corrida de caballo y frenada de burro.

Y nada de burro tuvo Uribe, que al reconocer el poderío uruguayo transformó su 3-5-2 en un 5-3-2, porque Vilchez y Galliquio salieron en dos oportunidades nomas: En el entretiempo y al final del partido.

Parece que Perú aprendió todo lo que le hicieron en estos años de derrotas: Goles de pelota parada y goles en los últimos minutos, y digo parece porque no quiero asegurarlo y el sábado caer ante los venezolanos y decir que la ilusión se rompió, prefiero ir paso a paso, y este que se ha dado es uno pequeño, sólido pero pequeño que invita a creer en cada uno de los 22, a creer que Vilchez no hará extrañar (por lo menos en la marca) al Loquito Vargas, que Mendoza (me sorprendió) puede ser una buena opción de recambio, que Bazalar aun puede comerce la cancha por unos 3 años mas, a creer que algún día Pizarro hará por la selección lo que hace por sus clubes.

Veremos el sábado como nos va, esperemos que vaya bien, y a ver Raúl si mantienes ese nick en el msn y empiezas a confiar en Uribe.

No hay comentarios: