Crónica de una chupeta anunciada  

Posted by Glenn K.


Era una noche de abril de este año en la casa de Chumín (donde mas... ). Los chicos de mi promoción que siempre nos frecuentamos decidimos hacernos cargo de la misión LOST: encontrar la mayor cantidad de personas que estudiaron con nosotros para ir "planificando" los eventos por los 10 años.

Mico, Mario, Chumin, Deyler, el Tio y yo lo hicimos bastante bien, encontramos practicamente a todos los que alguna vez compartieron con nosotros un salón de clase.

Hasta que llego el día, despues de mucho tiempo mas de 25 chicos juntos, mas de 25 chapas, bromas e ideas, mas de 25 veces lo interrumpimos a Mico y lo que empezó como una coordinación terminó en una joda total a cada uno de los que estabamos ahí.

Muchos vimos gente que ni conociamos, pero eso no importaba... habia una promo de por medio y eso bastó para entrar en una confianza total, a otros no los veiamos hace años, pero ahí estabamos todos en aquel salón parroquial recordado por todos, sobretodo cuando fuimos a dar un exámen de química porque malogramos la chapa de la puerta de nuestro salón y no pudimos entrar, ese salón parroquial de las tardes de ping pong o de la bombita apestosa en plena feria de ciencias... ese salón parroquial donde nuestros padres escuchaban a Jorge (Forno) dicendo la clase de hijos que tenian.

Terminó la reunión y las 29 personas se transformaron en 29 gargantas que esperaban cerveza... donde mao?? mmmm Tizón??? noooo... si estamos recordando cosas que mejor que la casa de Pedro... aquella de tantas fiestas, bombas quinceañeros y demas. Aquella donde siempre jodiamos a su tortuga y que al vernos corria... claro, xq no?? además somos gente de 25 años súper responsables, maduros y no hacemos desmanes ni nada por el estilo (en teoría).

Ok, la casa de Pedro... como nos vamos? en Taxis.... ok... y en eso paso el Chosicano, esos carros que cubren la ruta Lima - Chosica y que tienen su paradero final a unas cuantas cuadras de la casa de la ruquis... pareciamos una mancha de pirañas que se subía a tomar el carro o algo por el estilo, como chikillos jodiendo los 10 minutos de ruta a la casa de Pedro... obviamente a china nomas.

Llegamos a la casa de Pedro tras curzar universitaria... entramos y la tortuga en mensión parecia gato por la velocidad con la que se escondió... pasamos el patio y estaba el papá de Pedro, el señor Horna, tantas veces en su casa y aun se acordaba de nosotros (aunque la mayoria por apellido nomas)y vi en su cara un rostro medio de preocupación la cual hasta ese momento no entendí.

Una vez instalados empezaron a desfilar las rubias... aquel líquido elemento a las que nuestras enamoradas le tienen cólera, no se si tienen mas miedo que salgamos con amigas o con los chicos de la promo... pero bueno, de eso hablaré luego. En total fueron 132 rubias (11 cajas!!!! de ahí dicen que en el país no hay plata) las que acompañaron a la promo, pareciamos los chiquillos de siempre, ya algunos gerentes, coordinadores, ingenieros, padres de familia etc, pero igual estabamos ahí con toda la chacota.

Está de mas decir que con 132 rubias tenía que existir heridos de guerra no?? el primero en caer fue el recordado piojo gordo... fue uno de los mas emocionados por haberlo ubicado y de la emoción fue el primero en estar realemente mal seguido por Marcelo... fue con el uniforme de trabajo el cual terminó empapado en cerveza.

Parrafo aparte se merece algún amigo (no pondré yo su nombre para no herirlo) que terminó mal mal mal... re mal.... ahora te diré la verdad: No te orinaste, te hechamos como 2 chelas encima y ni las sentiste doc.

Una vez terminada la chupeta (Bazán termino barriendo) nos fuimos al miguelon a comer algo, por lo menos los sobrios, el buen chumín pidió un cuarto de pollo antes de quedarse dormido el cual fue deborado por el resto de la mesa (Gracias Chumin!!!). Acabando el Miguelon... un par de compañeros se fueron por ahí... por la avenida argentina... no diré exactamente donde, sólo diré que el uso su Visa Master CucasCard Dorada.

La chupeta terminó, la resaca llegó y con ella llegaron las promesas... por eso Chino, el dia que llegues esperaremos las 15 cajas que haz prometido... y eso que sólo fue una reunión de coordinación... de verdad que con esto ya da miedo ir a las celebraciones de la Miki... que se cuide Lima señores: El próximo año será el Oktober Miki Fest.